Girolamo Graziani

Nació en 1604 en Pér­gola, junto a Urbino; murió en la misma lo­calidad el 10 de septiembre de 1675. Acompañó a su padre, que fue primero auditor de la Rota en Ferrara y después consejero de justicia del duque César de Este en Módena, y recibió una educación preferentemente literaria. Habiendo topado con la poderosa familia Fomi, fue expulsado del ducado en 1626; pero pudo volver dos años más tarde. Estuvo al servicio del príncipe Al­fonso, del príncipe Obizzo y, muerto Fulvio Testi en 1646, le sucedió en el cargo de secretario de Alfonso, hijo de Francisco I de Este.

Acompañó a su señor a Francia en un viaje que tenía por finalidad la firma de una liga contra España, y durante la misión dio buenas pruebas de sus dotes diplomáticas, ganándose la estimación del cardenal Mazarino. Vuelto a Módena en 1649, cuidó la impresión de su obra maestra, el poema épico La conquista de Granada (v.)> que apareció en 1650 y por el cual obtuvo del duque, a quien había dedicado la obra, una pensión anual de doscientos escudos. En los años siguientes se reforzó su posición en la corte: fue nombrado secretario de Es­tado, encargado de una nueva misión en Francia y agraciado con el feudo de Sarzano, que llevaba anexo el título de conde.

En 1666, un panegírico dedicado a Luis XIV con el título L’Èrcole Gallico alle Glorie della Sacratissima maestà del Re Cristia­nissimo le valió otra pensión. Se había ca­sado mientras tanto, en 1663, con la condesa Lavinia Malaguzzi, y del matrimonio na­cieron tres hijos. En agosto de 1675, sintién­dose cansado, dejó la vida de corte, retirán­dose a Pergola, donde, apenas un mes más tarde, le sorprendió la muerte.