Antón Francesco Grazzini

(Llamado el Lasca). Nació en Florencia el 22 de marzo de 1503, murió en la misma ciudad el 18 de febrero de 1584. No sabemos nada de su educación, pero de su padre, el señor Grazzino d’Antonio, descendiente de una familia de notarios de la Valdelsa, hubo de recibir buena instrucción literaria. De joven estuvo colocado en casa de un pariente que tenía tienda de especias; pero pronto lo encontra­mos mezclado en las tertulias de gente de letras, y en 1540 figura entre los doce fun­dadores de la Academia de los Húmedos (donde tomó el nombre del pez lisa, en italiano, lasca), y de la cual fue elegido can­ciller el año siguiente.

Convertida la Acade­mia de los Húmedos en Florentina, G. figu­ró en la oposición, y en 1547 fue expulsado de ella, de lo cual se vengó con venenosas rimas satíricas. En 1556 fue readmitido gracias a su amigo Salviati; pero en 1582 volvió a salir de ella para fundar, junto con Sal­viati, la Academia de la Crusca. Murió dos años después. Mediocre en las rimas de tipo petrarquiano, reveló su índole inclinada a lo cómico en los Sonetti, en las Ballate y en los Canti Carnascialeschi, en varios Capitoli satíricos y poemas burlescos. En Las cenas (v.), colección de cuentos en la que trabajó varios años, describe burlas y aventuras amorosas, consiguiendo especial eficacia en las de tema trágico.

De 1540 en adelante escribió sus siete Commedie en prosa por un deseo de independizarse de los clásicos, muchas veces expresado, pero que quedó siempre en pura veleidad; su lenguaje es notablemente expresivo y contiene algunas buenas escenas y personajes auténticos (v. Extravagancia, parcialmente imitada de la Farsa de Maese Patheliu; Los celos, v.; La bruja, v.; La endemoniada, v.; La beata, v., etc.). Fue escritor infatigable y muy versátil; cuidó también la edición de las obras de Berni, Della Casa, de Alamanni y de Burchiello.

F. Doglio