Georgius Macropedius

Seudónimo de Georg Lankveld, que nació en Gemerten, cerca de Hertogenbosch (Holanda), probablemente en 1475, y murió allí mismo en julio de 1558. Muy poco se sabe acerca de sus años juve­niles. Ingresó en la orden de los Hermanos de la Vida Común, y pronto se hizo famoso como latinista; conocía bien asimismo el griego y el hebreo, y se interesó por las matemáticas. Escribió textos de gramática, sintaxis y prosodia latinas y griegas, que le valieron la fama de máximo gramático del humanismo septentrional, y también ma­nuales escolares de lógica, retórica y teología. Fue considerado, sobre todo, el poeta dramático latino más ilustre del siglo XVI. Compuso quince dramas, de los que sólo once se hallan reunidos en la edición en dos tomos de los años 1552-53 dirigida por el mismo autor.

Incierta resulta la fecha de composición de tales obras; según varios historiadores, el primer drama fue Asotus, posiblemente de 1507, pero no impreso hasta 1537. Macropedius trató argumentos bíblicos e histó­ricos con intenciones didácticas, poseyó cierto vigor en la caracterización de los personajes y un diálogo lozano y animado. Hoy, su drama más recordado es Hecastus (v. Cada cual). Muy apreciado por su eru­dición y a causa de su carácter suave y modesto, Macropedius fue llamado a dirigir, primero, la escuela monástica de Hertogenbosch, y luego la de una filial de la misma, en Lieja, que alcanzó una gran notoriedad y fue con­siderada centro humanístico ejemplar de principios del siglo XVI. Más tarde, hacia 1539, actuó como rector en Utrecht; desem­peñó este cargo hasta 1552, fecha en la cual hubo de retirarse, enfermo y torturado por la gota.

V. M. Villa