Franz Lehar

Nació en Komárom (Eslovaquia) el 30 de abril de 1870 y murió en Bad Ischl el 24 de octubre de 1948. Terminada su formación musical en el Conservatorio de Praga, inició la actividad teatral con dos óperas, Rodrigo y Tatiana, representadas respectivamente en 1893 y 1896. Sin embar­go, ni tales obras se hallaban destinadas al éxito ni Lehar iba a seguir por este camino. Como se sintiera mejor dotado para formas de mayor ligereza y menos compromiso, inclinóse a la opereta.

Este género había alcanzado en Alemania una fisonomía pro­pia, que le distinguía del francés; en cuanto expresión de un mundo gratamente frívolo y de una fácil y genérica sensualidad, la ope­reta germánica aparecía vinculada a la danza, que en el ambiente vienés de Lanner y Johann Strauss habíase enriquecido con formas brillantes y atractivas. Precisa­mente en Viena se estrenaron casi todas las obras de Lehar, las más afortunadas de las cuales fueron La viuda alegre (1905, v.), El conde de Luxemburgo (1909), Eva (1911) y Paganini (1928).

V. Terenzio