Francesco Gaeta

Nació en Nápoles el 27 de julio de 1879, murió en la misma ciudad el 15 de abril de 1927. Autodidacto, lanzóse al campo de las letras con toda la confianza, la impaciencia y la tenaz curiosidad de quien se ha formado una cultura obede­ciendo a sus instintos. Durante su juventud pasó de la influencia de D’Annunzio a la de Carducci, y en 1901 fundó una revista, I Mattaccini, que duró poco, pero que con­tó entre sus colaboradores a D’Annunzio, Oriani, Colautti, Valgimigli, etc.

En 1895 pu­blicó su primera colección de versos, Libro della giovinezza (v. Poesías), que no alcan­zó eco alguno. Se dedicó al periodismo des­pués de un breve paréntesis masónico que le dio materia para un libro: Che cos’é la Massoneria, aparecido después de su muer­te, en 1939. Fue madurando en él una cri­sis espiritual que lo inclinó a un pesimismo búdico y brahmánico del que extrajo no pocos temas para su poesía marcada por el anhelo de confundirse con el inefable Pan. Hombre cerrado en sí mismo tanto como abierta fue su poesía, llena de colo­rido y sensualidad, se suicidó a los cuarenta y ocho años.

F. Giannessi