Florbela Espanta

Nació en Vila-Vicosa (Portugal) el 8 de diciembre de 1895 y murió en Matozinhos el mismo día y mes de 1930.

Realiza los primeros estudios en Évora y en 1919 ingresa en la Facultad de Derecho de Lisboa; a este año pertenece su libro inicial de versos, al que siguieron en 1923 los treinta y seis sonetos de Sor Melancolía (v. Brezo en flor). Escasamente conocidos son los episodios posteriores de su vida ais­lada, que el suicidio segaría.

Tras éste llegó, inmediata y entusiasta, aun cuando tardía­mente reparadora, la celebridad, que en el espacio de un año presentó a Espanta como la mayor poetisa quizá de las letras portuguesas de todos los tiempos. Con carácter póstumo aparecieron (1931) la colección de cuarenta y seis sonetos Brezo en flor (v.), su obra maestra; el tomo de poesías Reliquiae y otro de cuentos, Máscaras del des­tino (v.), dedicado a su hermano Apeles, muerto trágicamente en 1927 en un acci­dente de aviación.

Al mismo tiempo eran reunidos los versos de los años 1916-17 en el volumen Juvenilia, su epistolario (Car­tas) y nuevos cuentos en un segundo libro titulado Dominó negro. Personalidad con­tradictoria e inquieta, Espanta supo llevar a una forma poética como el soneto — singularmente difícil por cuanto contaba en Por­tugal con una ininterrumpida tradición de perfección formal— nuevos matices de in­saciable y apasionada feminidad, de resig­nado narcisismo y de universal capacidad de compenetración con los objetos y el paisaje.

L. Stegagno Picchio