Émile Mâle

Historiador de arte francés. Nació en Commentry (Allier) el 2 de junio de 1862, murió en Chaalis (Oise) el 6 de octubre de 1954. Hijo de un ingeniero de minas, cursó sus estudios en el liceo de Saint- Étienne, y en 1883 entró en la Escuela Nor­mal. Pasó la prueba de aptitud con el nú­mero uno y sucesivamente fue profesor en Saint-Étienne, Toulouse y por fin en París a partir de 1893. Una breve estancia en Flo­rencia le reveló su vocación de erudito e historiador de arte cristiano. Se impone en 1899 con su tesis de doctorado L’Art reli­gieux du XIIIe siècle en France (v. El arte religioso de los siglos XII y XIII…).

Estudió sobre la iconografía de la Edad Media y sus fuentes de inspiración, obra seguida en 1908 por L’Art religieux de la fin du Moyen Age en France, texto en el que el autor profun­diza el alcance espiritual y la significación dogmática del arte cristiano. Profesor en la Sorbona desde 1906, es elegido miembro de la Academia de Inscripciones en 1918. Fruto de su estudio de los orígenes del románico a la luz de la arqueología oriental, publica en 1922 L’Art religieux du XIIe siècle en France, antes de trasladarse a Roma, donde es nombrado director de la Escuela francesa. En 1927 entra en la Academia, y en 1932 aparece su obra L’Art religieux après le Concile de Trente, en la que matiza sus juicios sobre las relaciones entre la belleza formal y el espíritu creador.

En 1937 regresa a Francia y publicará todavía, aparte Rome et ses vieilles églises (1942), un estudio sobre La fin du paganisme en Gaule et les plus anciennes basiliques chrétiennes (1950), in­troducción a una Histoire de l’art carolin­gien que su muerte dejará inacabada. Su obra, en la que supo unir el rigor científico a la agilidad del estilo, renovó en forma exhaustiva los datos de un problema esen­cial en la evolución del arte occidental.