Dylan Thomas

Nació en Swansea (Gales) el 27 de octubre de 1914 y murió en Nueva York el 9 de noviembre de 1953. Formóse en la «Swansea Grammar School» de su población natal, escuela donde su padre en­señaba como «Sénior English Master», y co­noció ya durante su infancia la poderosa atracción de la poesía. A los doce años asom­braba a parientes y amigos con sus compo­siciones, de fuerte originalidad. Durante un año, todavía muy joven, trabajó como re­portero del periódico South Wales Evening Post. A principios de la segunda Guerra Mundial, declarado inútil para el servicio militar, pasó a los estudios de la B. B. C. de Londres; además, escribió diversos co­mentarios a documentales cinematográficos.

Su primera colección de poesías, 18 Poems, apareció en 1934, y fue considerada muy pronto, por la crítica más autorizada de la época, como una obra en verdad nueva y re­volucionaria; tal juicio se comprende mejor si se tiene en cuenta que por aquel entonces la poesía inglesa estaba dominada por una corriente esencialmente distinta, o sea con una intensa inclinación — no exenta de cier­ta frialdad intelectual — hacia una posición de izquierda, de carácter social. En 1936 Thomas contrajo matrimonio con una humilde mu­chacha irlandesa, Gaitlin MacNamara, y es­tablecióse en Laugahme, en una casa situada frente al mar. Su nombre apareció cada vez con mayor frecuencia en las antologías poé­ticas contemporáneas, y fue creciendo en la admiración de críticos y poetas.

Sin em­bargo, como suele ocurrir (y algo también por el carácter tumultuoso del escritor, ge­nuino e intolerable bohemio y bebedor em­pedernido), su situación económica resultó siempre difícil; así lo revelan las cartas de Thomas que conocemos, en las cuales aparecen continuamente ansiosas peticiones de prés­tamos y auxilios de todo género. Poeta de inspiración auténtica y creador de imágenes vigorosas y llenas de color, en su intento destinado a alcanzar — a través del caos — una expresión espontánea y total de los ele­mentos humanos conscientes e inconscientes llegó a fundir con frecuencia, en resultados líricos de rara belleza, la Biblia y Freud, lo sagrado y lo profano.

Además de las com­posiciones poéticas reunidas en el tomo Collected Poems 1934-1952, que obtuvo en 1952 el «William Foyle Poetry Prizie» y en 1953 el premio internacional de poesía Etna- Taormina junto con la obra de Salvatore Quasimodo, Thomas escribió también el guión cinematográfico de The Doctor and the Devils (1953), la comedia radiofónica XJnder Milk Wood (1954, galardonada con el pre­mio Italia este mismo año), la novela in­completa Adventures in the Skin – Trade (1955, póstuma), y dos volúmenes de ensa­yos, conversaciones radiofónicas y narra­ciones tituladas respectivamente Quite Early One Moming (1954) y A Prospect of the Sea (1955, póstumo). Terminada la guerra estuvo repetidamente en los Estados Unidos e Italia.

Se le definió «quizás el único autor capaz de ejercer una influencia literaria parecida a la de Auden». Su obra posee indudablemente valores duraderos. El autor falleció inesperadamente, víctima de una hemorragia cerebral, en Nueva York, a donde se había dirigido para dar un ciclo de con­ferencias y ponerse en relación con el mú­sico Igor Stravinski, para quien debía escri­bir el libreto de una ópera.

R. Sanesi