Dom Benedetto Luchino de Mantua

En sus investigaciones sobre el movimiento valdesiano en Nápoles (v. Valdés, Juan de), Benedetto Croce creyó identificar al autor del Trattato nobilissimo del beneficio di Cristo crocifisso verso i cristiani (1542, v. Beneficio de Jesucristo) con el religioso Be­nedetto Luchino, que profesó en 1539 en el con­vento de S. Benedetto in Polirone, cerca de Mantua, y gobernó varios monasterios, entre ellos uno relacionado con la célebre condesa Matilde, en el cual murió a edad avanzada el 18 de febrero de 1599 (La Cri­tica, 1950, fase. II, pp. 115-125).

Sin em­bargo, un joven erudito siciliano, Salvatore Caponetto, halló en el libro de cuentas de un convento próximo a Catania el nombre de cierto Benedetto de Mantua llegado allí procedente de Venecia dos años antes de la profesión de Luchino (Gioventù Cristiana, 1940, N. 2-3, pp. 38-43). Al proseguir Croce las investigaciones de Caponetto encontró la fecha de la profesión de cierto religioso llamado Benedetto (posiblemente el ante­rior): 21 de diciembre de 1519, o sea veinte años antes que la de Luchino De tal noticia dio cuenta al otro erudito en una carta abierta (L’Appello, 1942, n. 3, p. 49). Así, pues, el estado actual de las indagaciones nos im­pide juzgar a Luchino como autor del Beneficio de Jesucristo, aun cuando no nos aclara prácticamente nada acerca del otro Bene­detto de Mantua.

G. Miegge