Charles Palissot de Montenoy

Nació en Nancy el 3 de enero de 1730, murió en París el 15 de junio de 1814. Educado por los pa­dres oratorianos, reveló un precoz talento literario, y habiéndose trasladado a París hizo representar allí una tragedia y una comedia que no obtuvieron éxito. Mejor acogida encontró alineándose en las filas de los enemigos de los enciclopedistas, y contra éstos escribió la comedia Le cercle ou Les oríginaux (1775), Petites lettres sur les grands philosophes (1757) y Los filóso­fos (1760, v.), en la que ridiculiza a J.-J. Rousseau, Diderot, Helvétius, d’Holbac y sus amigos. Su perfidia llegó hasta el ex­tremo de dar a leer a cada uno de ellos el poema satírico La Duncíada (1764, v.), velando sólo la parte que atañía al lector, para que éste se divirtiera a espaldas de sus colegas. Sólo Voltaire se salvó de los sar­casmos de Palissot; por el contrario, a la muerte de aquél (1778) escribió un cálido elogio del hombre de Femey y preparó una edi­ción de sus obras (1792-98).

Diderot apro­vechó un pasaje de El sobrino de Rameau (v.), para hacer sumaria justicia de Palissot, el cual escribió todavía las comedias L’homme dangereux (1770) y Les courtisanes (1775), que no fueron representadas. Su rencor con­tra los «philosophes» debía ser desmentido por la Revolución, que vio en Palissot al pontí­fice máximo de los «théophilanthropes». En sus últimos años fue nombrado director de la Biblioteca Mazarina, miembro correspondiente del Instituto y miembro del Consejo de los Ancianos (1798-99). Además de las obras anteriormente citadas, dejó un volu­men de Mémoires sur la littérature (1771), una Histoire des rois de Rome (1753-56), Questions importantes sur quelques opinions réligieuses (1791-97), Le génie de Voltaire apprécié dans tous ses ouvrages (1860), etc.