Bernardo Pasquini

Nació el 7 de diciem­bre de 1637 en Massa Valdinievole, murió el 21 de noviembre de 1710 en Roma. Com­positor y organista de los más celebrados de su tiempo, además cursó estudios lite­rarios primero en Uzzano con el párroco del lugar y más tarde en Roma, donde se estableció en el año 1660 e hizo representar una comedia suya, La Tessalonica, la cual, junto con otros trabajos poéticos suyos le valió su ingreso en la Arcadia. Bajo la dirección de Loreto Vittori y de Marcantonio Cesti llevó a cabo una severa y cuidadosa preparación musical.

Organista al principio en la basílica liberiana de Santa María la Mayor, después en Santa María in Aracoeli, alcanzó rápidamente la fama y, en sus via­jes por Italia y por el extranjero, despertó en todas partes admiración por sus excep­cionales cualidades de ejecutante. Tocó en la corte de Viena y en la de París, donde fue muy festejado por Luis XIV. Fueron alumnos suyos J. Ph. Krieger, G. Muffat, F. Gasparini y Domenico Scarlatti. Como compositor, Pasquini fue más bien versátil: es­cribió óperas, ejecutadas en gran parte en presencia de la reina Cristina de Suecia, cantatas y muchas páginas instrumentales (tocatas, canciones y sonatas para clavi­cordio); estas últimas, entre las que figura la espléndida Tocata del cuclillo (v.), con­tienen lo mejor de su producción.

V. Terenzio