Arturo Farinelli

Nació en Intra (Verbania) el 30 de marzo de 1867 y murió en Turín el 21 de abril de 1948. La prodigiosa eru­dición no logró ahogar jamás en él un tem­peramento romántico. Discípulo de Gastón Paris, enseñó Filología románica en Innsbruck y luego, forzado a abandonar tal ocupación por su ardiente nacionalismo, pasó a Turín y fue profesor de Literatura ale­mana.

Su abundante producción, escrita en italiano, español, alemán y portugués, comprende ensayos filosóficos, musicales, auto­biográficos y, singularmente, de literatura comparada. Entre estos últimos cabe citar «La vita é un sogno», di Calderón (1916), Italia e Spagna (1921), Dante in Spagna, Francia, Inghilterra, Germania (1922) y El romanticismo en el mundo latino (1927, v.).

V. Roveda