Salvatore Farina

Nació en Sorso (Sassari) el 10 de enero de 1846 y murió en Milán el 15 de diciembre de 1918. Estudió Leyes en Pa­vía y Turín, donde se graduó (1868). Ca­sado poco después, se estableció en Milán, que ya no abandonó.

Su primera novela, Cuore e blasone, aparece en 1864, pero has­ta Il tesoro di Donnina, de 1873, no quedó revelada la plenitud de sus facultades. Por aquel entonces inicia su intensa colaboración en Nuova Antología y la infatigable actividad de escritor que le permitiría componer unos setenta volúmenes a pesar de los dieciséis años de absoluto reposo a que, entre 1884 y 1900, forzóle una grave amne­sia.

Poeta de la burguesía media y misionero de un moralismo laico, por su humorismo queda vinculado a autores como De Amicis y Barrili. Entre sus obras, dignas y cuida­das, cabe citar Due amori (1869), Il signor lo (1882) y Amore bugiardo (1893), pre­sentan carácter autobiográfico Mi jornada, ¡Hijo mío! (v.) y otras. Compuso también numerosos textos teatrales: Amore cieco, Le tre commedie della vita, False nozze, etcétera.

C. Falconi