Antonio Stoppani

Nació en Lecco el 15 de agosto de 1824 y murió en Milán el 1.° de enero de 1891. Sacerdote, científico, patriota y escritor, participó activamente, mientras era todavía seminarista, en las «Cinco Jornadas» milanesas. Una vez ordenado sacerdote la reacción le hizo purgar amargamente sus ímpetus democráticos; y así, apartóle del ejercicio de la enseñanza, que iniciara en el Seminario de S. Pietro Martire. Obtuvo entonces una modesta ocupación en la Biblioteca Ambrosiana (1857-1861) y allí se dedicó al estudio de su materia predilecta: la geología. En 1857 publicó Studi geologici e paleontologici sulla Lombardia, en los que sostuvo la unidad orográfica de los Alpes Centrales, y de 1858 a 1861, en colaboración con Meneghini y Comalia, Paléontologie Lombarde.

Este último año obtuvo la cá­tedra de geología de la Universidad de Pavía, y el siguiente enseñó en el Insti­tuto Técnico Superior de Milán. Después compuso (1871-73) el Curso de geología (v.), posiblemente la primera obra italiana com­pleta y sistemática acerca de tal materia. De 1878 a 1883 fue catedrático de Geología del Instituto de Estudios Superiores de Floren­cia. Se interesó también por la política, y procuró, aun cuando en vano, reconciliar el liberalismo y el catolicismo. Poeta enamo­rado de la Naturaleza, escribió los versos de Asteroidi (1879). La mejor muestra de su actividad en los restantes campos del saber es su obra Il bel paese.

G. Preti