Antonio Nobre

Nació en Oporto el 16 de agosto de 1867 y murió en Foz-do-Douro el 18 de marzo de 1900; fue uno de los más sensibles poetas de la segunda mitad del siglo XIX en Portugal. Estudiante de Le­yes en Coimbra en 1888, su fracaso en dos exámenes le impulsó a trasladarse a París, donde se diplomó en la Sorbona en 1895. Vuelto a su patria, su precaria salud le obligó a renunciar a la carrera diplomá­tica, en la que había sido ya admitido con brillante éxito gracias a sus dotes de con­versador y a su elegancia de «dandy».

Tris­tes fueron los últimos años de su vida: se extinguió después de un inútil vagabundeo por sanatorios en busca de la salud. De su experiencia parisiense nació el libro que le ha dado fama, Solo (1892, v.), en que el autor, al margen de la agitación literaria de la metrópoli francesa, vierte la pleni­tud de su corazón solitario y nostálgico de desterrado. Póstumos son el volumen de poe­mas Despedidas (1902) y los Primeiros ver­sos (1921).

L. Stegagno Picchio