Antonio José de Irisarri

Escritor gua­temalteco nació en la ciudad de Guatemala en 1786 y murió en Brooklyn (Estados Uni­dos) en 1868. Hijo de españoles, hombre acaudalado y de espíritu inquieto, su vida fue una constante aventura y una intermi­nable polémica. Estudió en el Colegio de Belén y en el Seminario Conciliar, residió en México, en Perú, en Chile, en Colombia, en los Estados Unidos y en España, repre­sentó a su país y a Chile en diversos pues­tos diplomáticos, luchó por la Independencia y prestó grandes servicios como represen­tante de su país, especialmente en Washing­ton (1855-1868). Se pasó la vida peleando y polemizando, a través de viajes inconta­bles, y allí donde llegaba fundaba uno, dos o tres periódicos, según las circunstancias. En Londres publicó El Censor Americano (1820), en el que colaboró Andrés Bello.

Sus escritos de carácter polémico tienen un in­terés literario de menor cuantía; y solía publicarlos con seudónimo, aunque no to­dos: Carta al Observador de Londres (1819); Las Belemíticas (1829); Empréstito de Chile (1833); Defensa de los Tratados de Paz de Paucarpata (1838); Historia crítica del ase­sinato cometido en la persona del Gran Ma­riscal de Ayacucho (1845), con un discurso preliminar verdaderamente notable, Anar­quía y rojismo en Nueva Granada (1853), etcétera. Pero las obras que lo hacen figu­rar en la historia de la literatura guatemal­teca son: las Poesías satíricas y burlescas (1867), recopilación de cuanto en este gé­nero había publicado a través de su larga vida; una novela de costumbres, titulada El cristiano errante, aparecida en el periódico del mismo título que publicó en Bogotá (1845-1847), y una novela de tono picaresco, publicada por entregas, intitulada Historia del perínclito Epanimondas del Cauca (1863), que es un relato novelesco de la vida de Simón Rodríguez, el maestro de Bolívar, de la que anunciaba una segunda parte que no llegó a publicar.

J. Sapiña