Antón Gustav Matosh

Nació el 13 de ju­nio de 1873 en Tovarnik y murió en Zagreb el 17 de marzo de 1914. Es el poeta croata más apreciado de la tendencia «moderna». A través de las experiencias de una vida dominada por el ansia de evasión espiritual, llegó a la revolución modernista contra la pedantería docente, al culto parnasiano de la forma y a la lucha en favor de un nuevo estilo poético. Siguió seis cursos de Bachillerato, y luego, sin haber pasado el examen final, marchó a Viena a estudiar Veterinaria. Llamado a las armas, la caren­cia del título de bachiller le forzó a cumplir el servicio militar como simple soldado. Molestado por esta dura vida, desertó.

Es­tuvo primero en Belgrado, ciudad a la cual regresó tras una estancia en París. Fue con­denado en rebeldía como desertor. Cuando en 1908 se le amnistió contaba ya en su haber con dos colecciones poéticas: Virutas [Iverje, 1899] y Nuevas virutas [Novo Iverje, 1900]. Volvió entonces a Zagreb, y al año siguiente publicó Cuentos cansados [Umorne priche, 1909]. Vivió de su actividad perio­dística y literaria, y reunió a su alrededor una escuela de jóvenes literatos. Sus obras no aparecieron sistemáticamente hasta des­pués de su muerte: en 1923 las Poesías (v.), y entre 1935 y 1940 el resto de su produc­ción, en diecisiete volúmenes.

R. Picchio