André Félibien, sieur des Avaux et de Javercy

Nació en Chartres en mayo de 1619 y murió en París el 11 de junio de 1695. Luego de haber estudiado en la capital de Fran­cia, marchó como secretario del marqués de Mareuil (1647) a Roma, donde nació su fer­viente pasión por las letras y las artes; cono­ció a Poussin y tradujo del italiano una Vida de Pío V que halló manuscrita en la biblio­teca del cardenal Barberini (París, 1672). Vuelto a Chartres, contrajo matrimonio.

De nuevo en la capital, obtuvo la protección de poderosos personajes como Fouquet y Colbert; gracias a ellos llegó en 1666 a historia­dor oficial, en 1671 a secretario de la Aca­demia de Arquitectura y en 1673 a custodio del Cabinet des Antiques.

A pesar de sus nu­merosos empleos y cargos pudo escribir mu­chas obras referentes a la historia del arte, entre las que destacan Origine de la peinture (París, 1660) y Conversaciones sobre la vida y las obras de los más grandes pintores antiguos y modernos, publicadas anónimas de 1666 a 1668, obra de modesto valor crí­tico, pero útil para el conocimiento del am­biente artístico parisiense en la segunda mi­tad del siglo XVII.

Cabe citar, además, Con­férences de l’Académie de peinture (1669) y Principes de l’architecture, de la sculp­ture, de la peinture et des arts qui en dé­pendent (Paris, 1676 – 1690). Dejó también varios tomos de descripciones acerca de Versalles, las galerías de los palacios reales, etcétera, traducciones del italiano y del es­pañol, y paráfrasis de textos bíblicos (Jere­mías, Cantar de los Cantares). Entre sus obras inéditas figura una titulada Étude sur les habits et vêtements antiques.

P. Raimondi