Ambroise Paré

Nació el 7 de diciembre de 1509 en Hersend de Laval (Mayenne), murió el 20 de diciembre de 1590. Hijo de un fabricante de baúles, aprendió el arte mé­dico primero en la tienda de barbero de Jean Vialot, después como barbero-enfer­mero en el hospital. Fue nombrado a con­tinuación cirujano-barbero en el ejército de Italia, al servicio del mariscal Montjean (1536), y a partir de entonces permaneció siempre en el ejército. Cirujano de Enri­que II, Carlos IX y Enrique III, fue esti­mado de tal modo que, aunque hugonote, escapó a la matanza de la noche de San Bartolomé, porque el rey Carlos IX lo es­condió en su propia habitación.

Entre ba­talla y batalla, ejercía en el hospital pari­siense, en el que se distinguió también en el campo de la obstetricia, al mismo tiempo que renovaba la cirugía en la asistencia a los heridos de guerra, especialmente en el tratamiento de las heridas por arma de fuego y en las amputaciones. Estuvo presente en las campañas de Cataluña, Flan- des, Lorena, etc. Era modesto y no quiso que se imprimieran sus obras en latín, que era la lengua de los doctos, sino en fran­cés, para que fueran comprendidas por to­dos, como, por ejemplo, Método de tratar las heridas… (1545, v.), la Briefve collection de l’administration anatomique (1550) y los Cinq livres de chirurgie (1572). En 1554 fue nombrado miembro del Colegio de los Santos Cosme y Damián. Por su obra es ciertamente digno de ser considerado como restaurador de la cirugía en Francia.

A. Pazzini