Adriá Gual

Autor dramático catalán. Nació en Barcelona en 1872, murió en la misma ciudad en 1943. Su vocación de hombre de teatro fue precoz y dominó toda su vida; su misma afición al dibujo estuvo siempre al servicio de su pasión por la escena. En 1898 funda el «Teatre íntim», asociación que aspira a dignificar y renovar el teatro en Cataluña. Con una fe y una perseveran­cia a prueba de fracasos y aun de crueles mofas, G. fue dando a conocer algunos de sus dramas: Silenci, Hores d’amor i de tristesa, Donzell qui cerca muller, Arlequí vividor.

Alternando con estas obras origi­nales, que obedecen a una estética simbo­lista de signo maeterlinckiano, presentaba G. tragedias griegas, obras de Shakespeare, comedias de Molière, de Goldoni, de Beau­marchais; dramas de Ibsen y de Maeterlinck, muchos de ellos por primera vez en la Península. En Misteri de dolor (1899), dra­ma rural en él que algunos críticos han querido ver el antecedente inmediato de La malquerida, de Benavente, el autor no pudo eludir un tono más realista, apoyado en el ejemplo presente del teatro de Guimerá. La obra más importante de G. no es cierta­mente su teatro, hoy ya olvidado, sino la intención y aun los resultados de sus esforzadas actividades de promotor que quebran­tó la tradición estancada del teatro catalán de la «Renaixenca» y abrió una ventana a los aires europeos y universales del arte escénico. En 1960 aparecieron sus memorias.