Macunaíma, Mario de Andrade

Hijo de la selva amazónica y figura entre mítica y realis­ta, Macunaíma es un héroe al mismo tiempo virtuoso y mezquino, frágil y dominador, un símbolo, en definiti­va, de la cultura india, atravesada por contradictorias fuerzas primordiales.

Lleva a cabo gestas sorprendentes, llegando a convertirse, por ejemplo, en emperador de la selva, y luego combatiendo encarnizadamente, en el Sao Paulo de los años Veinte, contra un gran rival, Venceslau Pietro Pietra, campeón de la sociedad moderna. La novela concluye con la ascensión de Mascunaíma, fati­gado y asqueado, al cielo, donde se convierte en una constelación.