Diccionario crítico de los escritores catalanes, Félix Torres :Amat

El título completo de la obra es Memorias para ayudar a formar un Diccionario crítico de escritores catalanes. Apareció en Barcelona en 1836. Su autor era a la sazón académico de la Española y de la Historia y obispo de Astorga. Parte importante de esta obra la constituyen las papeletas que había hecho Ignacio Torres Amat, hermano de Félix, en la Biblioteca Pública Episcopal de Barcelona, de la que era bibliotecario. Estos materiales se com­pletaron con otros de las bibliotecas de Bar­celona, Madrid, El Escorial, Zaragoza, Va­lencia. etc., obtenidos bien directamente, bien por medio de amigos, y con datos sa­cados de bibliografías anteriores y obras eruditas.

Entre los colaboradores de Torres Amat hay dos de singular importancia: el erudito canónigo de Vich don Jaime Ripoll y Vilamajor, y el escritor rosellonés F. Tas- tu, quien le mandó notas y extractos de las obras de los poetas del cancionero ca­talán de París, que en aquel tiempo fueron una verdadera novedad. El Diccionario de Torres Amat quiso limitarse a dar a conocer a los escritores oriundos del Principado, con exclusión de los de Mallorca y Valen­cia. Sin embargo incluyó a los de los con­dados del Rosellón, Cerdaña y Conflent, an­tes de su incorporación a Francia, y a los de origen desconocido, pero que por sus apellidos podían ser catalanes. De éstos habría que eliminar a algunos.

Torres Amat creyó nacidos en el Principado a los ma­llorquines Ramón Lull y Anselmo Turmeda, y a escritores franceses como Francisco de Mayronis (Mairenys o Mayrenys) y Guillaume de Machaut (Mechaut, Mexaud o Maixau, Guillén). Sin embargo, en su tiempo, el Diccionario de Torres Amat fue una aportación muy notable para las letras ca­talanas. Es fuente de primera mano para muchas noticias de fondos bibliográficos de las bibliotecas de su época, y contiene interesantes biografías de escritores con­temporáneos suyos, como el Arzobispo de Palmira, don Félix Amat, tío carnal del autor, el viajero y naturalista Domingo Badía, conocido por Alí Bey, don Antonio de Capmany y de Montpalau, el bibliófilo barcelonés don José de Vega Sentmenat, etc. El Diccionario fue completado con un Su­plemento por don Juan Corminas, canónigo de Burgos, publicado en esta ciudad, en 1849. El Suplemento es obra retórica y de valor muy inferior a la de Torres Amat.

P. Bohigas