El surrealismo negro. La pequeña vendedora de prosa (Daniel Pennac)

la pequeña vendedora

la pequeña vendedora de prosa, de Daniel Pennac

A veces se afirma que algunas obras cinematográficas como Delicatessen o Amelie hunden sus raíces en las obras de Daniel Pennac, y aunque no está plenamente justificado, lo cierto es que este autor francés, a medio camino entre el surrealismo, la tragicomedia y la novela negra inauguró el camino de este particular estilo estético.

Cinismo, humor, y un estilo magnífico que el autor no logra ocultar, aunque a veces de la impresión de que se avergüence de escribir tan bien. Esas son las calves de la literatura de Daniel Pennac, que podría calificarse de novela negra si no fuese porque sólo las trama son policiacas, mientras que los personajes son costumbristas y los ambientes surrealistas.

En esta tercera entrega de la saga Malaussene, Benjamín, el hermano mayor (ya os digo que todo tiene cierta coña maligna) se ve abocado a una serie de cuestiones que él considera desastres personales, pero una de ellas lo pone de especial mal humor: la boda  de su hermana Clara (su favorita, su amorcito platónico) y Clarence, el director de una prisión modélica en la que se encierra a todos los artistas delincuentes para que sigan creando sus obras mientras cumplen sus penas (más cachondeo, como digo).
A medio camino, Clarence muere asesinado  y la tribu completa se entrega a cuidar de Clara, mientras el comisario Coudrier hace jurar a los Malaussene que permanecerán lejos de todo el asunto antes de que la cosa se complique y se vaya al garete, como de costumbre.
De este modo Benjamín, que había abandonado su trabajo como chivo expiatorio en una editorial, dedicado a recharz manuscritos de autores noveles, se decide a aceptar el trabajo que le ofrece le raina Zabo, la editora, para hacerse pasar por un famoso escritor que sigue en el anonimato después de vender 250 millones de ejemplares.
Todo avanza a partir de aquí hacia la locura más absoluta, aderezada de frases e ideas geniales, mala uva, alusiones veladas al mundo editorial, bromas a otros escritores que algunos entenderéis y una dosis de inteligencia y simbolismo difícil de igualar.
Inolvidables personajes, peligrosa trama, furibunda conclusión.
Maravillosa.

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»El surrealismo negro. La pequeña vendedora de prosa (Daniel Pennac)»
ENLACE DE DESCARGA: ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «El surrealismo negro. La pequeña vendedora de prosa (Daniel Pennac)»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

ESPEJOS Y OTRAS ORILLAS

ESPEJOS Y OTRAS ORILLLAS  (Editorial Chiado, 2011) de Pedro Pujante.

El retorno del Realismo Mágico

Pedro Pujante ha logrado recuperar en estos relatos las  inquietantes atmósferas e hilos argumentales de la literatura clásica del Boom hispanoamericano y ha sabido captar con maestría su esencia.

Quien lea ESPEJOS Y OTRAS ORILLAS comprenderá que la realidad y lo mágico están sutilmente alineados en un mismo plano. Las palabras son las únicas armas, poderosas armas, que utiliza Pujante para descolocarnos, para hacernos sentir el extrañamiento, la presencia de lo ilógico y de lo insólito. Para derrumbar, frase a frase, la frontera entre lo real y lo onírico, entre lo mágico y lo cotidiano. E inundar y proyectar por ósmosis desconcertante la trama del relato hasta las fronteras de lo inconcebible. Pero no sólo estamos ante una afortunada deuda  cortazariana. Pujante dibuja con voz propia el escenario donde suceden  sus propias fantasías y ficciones.

El ESPEJO es aquí una metáfora sobre la identidad escindida. Una evidente referencia a la dualidad de la personalidad, al otro yo, es decir, el  doppelganger.  Pero también hay una implícita alusión al concepto de tiempo. Distintos y distantes momentos  temporales se suceden simultáneamente, se mezclan y cruzan rompiendo todas las reglas de la lógica.

Los argumentos son variados. El juego metafísico como parodia de la existencia, la fantasía inquietante que se instala en una habitación de hotel de carretera sin previo aviso o la incertidumbre de haber detenido el tiempo en un tedioso jueves  son sólo algunas de las situaciones que pueden tener  lugar en estos breves relatos.

Tiempos que se cruzan o seres perturbados que nos ofrecen sólo una sesgada visión de las cosas  y nos proponen una nueva y original forma de entender  la realidad.  Personajes enajenados cuyo punto de vista enturbia la realidad haciéndonos partícipes de su mirada periférica desde las sombras.

A través de estos cuentos, donde lo fantástico ocupa un lugar primordial, el lector no puede dejar de cuestionarse su propia existencia, su propia  “realidad”.

Mundos paralelos, el  tiempo como sustancia frágil y flexible, o  distintas formas de la locura se presentan para formar parte de la propia cotidianidad. Mundos atemporales, sin asideros físicos o cronológicos que resaltan la vulnerabilidad de nuestra existencia. Un entramado, un artefacto literario y ficcional que nos arrastra a otras orillas.

El autor, de forma sutil pero sin tapujos nos despliega paisajes de luces y sombras, claroscuros donde un personaje puede ser varios a la vez. Y así, surge la pregunta, quién es, quiénes somos. Porque la literatura no puede dar muchas respuestas, pero sí regalarnos preguntas. Nos induce a cuestionarnos cosas…

 

 

En estos cuentos el lector es un  protagonista más que deberá elegir, en muchos casos, cuál es el sentido último de la historia. Deberá llevar a cabo su propia interpretación y sólo entonces comprenderá que nada es lo que parece.

La literatura de Pedro Pujante se aleja de los cánones establecidos, hace una propuesta atrevida  y original donde todo es posible.

Historias poliédricas cargadas de poesía, de profundidad y aderezadas con tramas intrigantes donde los géneros  y las etiquetas se desvanecen.  Literatura que refleja el anhelo de aspirar al otro lado de las cosas, al otro lado  del espejo, a otras orillas.

Fantasía y realidad se confunden. Argumentos imposibles que exploran todas las posibilidades narrativas. El antiguo Egipto y la vida urbana contemporánea se entremezclan en un mismo espacio-tiempo. Unos personajes sin identidad detienen el tiempo en un jueves tedioso y sin sentido. O dos amantes recorren las calles de una ciudad que ambos han inventado en sueños.

 

En Creación, uno de los cuentos, un hombre vulgar que podría ser Dios intenta dar sentido a su existencia a través de una obra infinita que toma vida ante sus propios ojos.  Problemas de estar muerto, es un relato cargado de ironía donde el personaje sufre las angustias, el desdén de los amigos, el fracaso  y la soledad en  la vida después de la muerte. Otro ejemplo de relato fantástico sería el Cuento de Borges, donde el autor de un cuento sobre el escritor argentino conversa con éste utilizando los sueños y la literatura como vasos comunicadores.

En algunos relatos la línea divisoria entre lo fantástico y lo cotidiano no está claramente delimitada dando como resultado una lectura repleta de matices y ambigüedades.

 

 

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»ESPEJOS Y OTRAS ORILLAS»
ENLACE DE DESCARGA: ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «ESPEJOS Y OTRAS ORILLAS»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

Defectos más comunes de una novela. (III) Posponer el comienzo de la trama

Escenario de libro costumbrista

Una de las cosas que más espanta al leer una obra propia es preguntarse dónde empieza a pasar algo y darse cuenta de que el primer hecho relevante aparece en la página cuarenta.  Presentar a los personajes está muy bien, y como se dirá más adelante es importante que consigamos que al lector le importe lo que les ocurre, pero no tenemos pro qué partir de una exposición inicial, como si estuviésemos ante la descripción de un insecto.

No olvidemos que el lector no tiene en la cabeza al empezar la novela todo lo que tú ya sabes como autor sobre ella. Lo que para ti e s un hombre reflexionando sobre la vida y el existencia en lo alto de una montaña la, para él es un tío sentado en una piedra.

Para evitar este batacazo moral, es bueno escribir una sinopsis de la novela en veinte líneas. De ese modo nos obligamos a detallar claramente las ideas más importantes de la novela y podemos, con poco esfuerzo, ver en qué paginas suceden los hechos que hemos considerado tan importantes en la sinopsis.

Pongamos un ejemplo: 

Nuestra sinopsis dice «chica extranjera viene a trabajar a España y conoce a ingeniero de caminos soriano durante las obras de la autopista de Teruel» . Vale. Pues si las primeras páginas las dedicamos a hablar de ´cómo era la vida de la chica en Bulgaria, por ejemplo, las siguientes a hablar de la familia del soriano y las siguientes a describir las obras de la autopista, descubrimos finalmente que se conocen en la página sesenta.

¿A donde hemos llegado? A descubrir que la primera idea importante en nuestra sinopsis se retrasa hasta el extremo de que el lector ya estará pensando a esas alturas que se ha encontrado con la primera novela de Obras Públicas de la historia de l literatura. Y puede ser una idea, pero no era lo que se pretendía.

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»Defectos más comunes de una novela. (III) Posponer el comienzo de la trama»
ENLACE DE DESCARGA: ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «Defectos más comunes de una novela. (III) Posponer el comienzo de la trama»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

El tiempo entre costuras (María Dueñas Vinuesa)

El tiempo entre costuras

Seré sincero: cuando me dicen que ha salido una nueva novela española ambientada en la guerra civil, lo primero que se me pasa por la cabeza es ponerme el caso y pulsar el botón de alarma. Si además, como en este caso, la novela aparece clasificada en algunos catálogos como romántica, entonces no me conformo con menos que coger la careta antigás y la pala de cavar trincheras.
Pero no: el tiempo entre costuras es otra clase de novela, con un trabajo bien hecho de ambientación de época, personajes bien construidos y lo que es más difícil: una ambientación realista, en la que se refleja la mentalidad de la época en lugar de trasladar las normas sociales y prejuicios presentes a un calendario caducado, como hacen otros autores.
El tiempo entre costuras es una novela de amor, sí, de amor y de espionaje en el protectorado español en África, con todas sus intrigas de pequeña sociedad aislada y colonial. Esto dice el catálogo de la novela:

La joven modista Sira Quiroga abandona Madrid en los meses convulsos previos al alzamiento arrastrada por el amor des­bocado hacia un hombre a quien apenas conoce. Juntos se instalan en Tánger, una ciudad mundana, exótica y vibrante en la que todo lo impensable puede hacerse realidad. Incluso la traición y el abandono de la persona en quien ha depositado toda su confianza. El tiempo entre costuras es una aventura apasionante en la que los talleres de alta costura, el glamur de los grandes hoteles, las conspiraciones políticas y las oscuras misiones de los servicios secretos se funden con la lealtad hacia aquellos a quienes queremos y con el poder irrefrenable del amor.
Una novela femenina que tiene todos los ingredientes del género: el crecimiento personal de una mujer, una historia de amor que recuerda a Casablanca… Nos acerca a la época colonial espa­ñola. Varios críticos literarios han destacado el hecho de que mientras en Francia o en Gran Bretaña existía una gran tradición de literatura colo­ nial (Malraux, Foster, Kippling…), en España apenas se ha sacado prove­cho de la aventura africana. Un homenaje a los hombres y mujeres que vivieron allí. Además la autora nos aproxima a un personaje real desconocido para el gran público: Juan Luis Beigbeder, el primer ministro de Exteriores del gobierno de Franco.

Sin embargo, la novela va más allá. A mí, personalmente, no me parece una novela femenina, sino la historia de una mujer. a aparición de personajes reales como Ramón Serrano Suñer o el primer ministro de Exteriores de Franco no hace más que aportar realismo, aunque quizás no acabe de acercarse del todo al carácter de un personaje tan complejo como Serrano, capaz, él solo, de llenar una novela.
Tampoco se puede pedir todo…

Muy recomendable.

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»El tiempo entre costuras (María Dueñas Vinuesa)»
ENLACE DE DESCARGA: ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «El tiempo entre costuras (María Dueñas Vinuesa)»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

El sobre negro (Norman Manea)

el sobre negro

Lo reconozco: tengo un prejuicio a favor de la literatura rumana. Desde que leí el Lecho de Procusto, de Petrescu, busque alguna otra obra en este idioma. Y así fue como me encontré con el sobre negro, de Norman Manea.  

El sobre negro de Norman Manea, es una obra peculiar, densa , difícil, que trata de mostrarnos la situación de una sociedad y un país desde el agobiante declive de un personaje.
 Tolea, un antiguo profesor de instituto, algo más que alocado, nos cuenta con su propia vida y sus angustias la historia de desesperanza, de miseria moral y económica que atravesaban las personas que vivían, a principios de los años ochenta del pasado siglo, bajo la cruel dictadura comunista de Nicolae Ceaucescu.
Obligado a dejar la enseñanza y a trabajar de recepcionista en un hotel de ínfima categoría, Tolea se pregunta qué ha pasado en su vida y en su país para llegar a semejante punto. Y es entonces cuando la figura de su padre, que se suicidó cuarenta años atrás después de recibir un misterioso sobre negro, cobra más significado del que nunca antes había tenido en su vida. Su desgracia desentierra la de su padre y la acaba por convertir en una sola desgracia, junta, 8unida, maciza, como si fuesen la misma historia y cuarenta años no fueran más que un lapso artificial que hubiese transcurrido en pocos instantes sin ninguna separación que los distinguiese.
Desde ese supuesto planteamiento inicial, la resolución de dos hechos en la vida del protagonista, nos adentaremos en una narración deslavazada, aparentemente, que nos mostrará sensaciones y pequeñas escenas cotidianas, puerta abierta a la verdadera historia del libro: la sinrazón de la dictadura, la asfixia individual ante la falta de libertad, las intrincadas relaciones sociales de corrupción permanente, de sospecha permanente ante posibles confidentes o contrarrevolucionarios.

El caos de las vidas cotidianas se refleja en los cambios de narrador, casi párrafo a párrafo, en los que, por momentos, apenas sabemos quién nos está hablando, o si Tolea persigue la verdad o está poseído por su propia locura. Muestra de ello es también la permanente confusión de personajes, que, en el mismo escenario pueden ser dos o tres personajes distintos.

Corremos, al leer, el riesgo permanente de perdernos, pero, precisamente, creo que eso juega a favor del libro. Cuando comenzamos a pensar “¿qué me está metiendo este aquí en medio ahora?”, dejamos de pensarlo cuando disfrutamos de la narración pura y dura, en sí misma, sin que nos importe si ayuda o no a comprender la trama. O cuando el relato se dispara en un sentido que no era el que estábamos leyendo y todo se vuelve ensoñación o posibilidad de locura, precisamente eso es lo acertado de la novela: si el personaje está loco, ¿qué mejor manera de mostrarlo?

En ese sentido, no cabe engañar a nadie: es un libro difícil, sin una trama clara y con un hilo conductor claro y en el que se le deja al lector el esfuerzo de averiguar hasta qué punto suceden las cosas que se narran o son sólo escenas en la mente de los protagonistas.

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»El sobre negro (Norman Manea)»
ENLACE DE DESCARGA: ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «El sobre negro (Norman Manea)»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI