Maravillas de la Ciudad de Roma

[Mirabilia Urbis Romae]. Es una des­cripción de Roma, compilada, en tosco la­tín, por un autor desconocido, durante la segunda mitad del siglo XII. No poseemos el texto original, pero sí un notable número de manuscritos con variantes y errores a menudo groseros, debidos a la ignorancia de los copistas, y desde finales del siglo XV, ejemplares impresos adornados con intere­santes grabados en madera. Hallamos en esta obra sobrias noticias acerca de las pa­redes, las puertas, las fortificaciones y el recinto de la ciudad; y después una reseña de los principales monumentos antiguos, ar­cos de triunfo, termas, palacios imperiales, teatros, puentes, etc., con una indicación de los lugares santos y los cementerios relacio­nados con el recuerdo de la Roma cristia­na. Al final se narran brevemente las leyen­das que se refieren a los monumentos más célebres, como el Capitolio, el Ara Coeli, el Quirinal, el Panteón y San Pietro in Vincoli. El librito, que sirvió de guía du­rante muchos siglos a los peregrinos que iban a Roma, se sirve de compilaciones anteriores, pero se funda sobre todo en el conocimiento directo de los monumentos y las leyendas populares, que desfiguraron a menudo su origen y su objeto. Es una primera e ingenua tentativa para buscar, entre sus escombros, la gran Roma del pa­sado, y se relaciona con el renacimiento arqueológico que acompañó en la Roma del siglo XII, el nuevo florecimiento de insti­tuciones y tradiciones clásicas.

E. C. Valla