Libro de las Gestas Realizadas en la Ciudad de Milan, Stefanardo de Vimercate

[Liber de gesüs in civitate Mediolani). Poema en hexáme­tros en que se cantan las sangrientas dis­cordias que, en Milán, dividieron a nobles y plebeyos, partidarios respectivamente de los Torriani y los Visconti, en la segunda mitad del siglo XIII, compuesto por Stefanardo de Vimercate (1230?-1297). El poema se proponía también mostrar su agradeci­miento a Ottone Visconti, de quien Stefanardo era pariente y protegido. El autor confiesa: «He querido escribir en servicio de la posteridad las cosas acaecidas en Milán en tiempos de Ottone Visconti, entonces arzobispo de esta ciudad, el cual llevó tam­bién a cabo grandes cosas; y quise escribir en verso para dar a la obra mayor belleza porque la requería aquella gracia inherente a las cosas realizadas por un hombre tan singular. Y como las cosas aquí narradas ocurrieron en mis tiempos y las he oído yo mismo…, todo el que lea, acójalas sin per­juicio de la verdad, porque yo no he que­rido en modo alguno faltar a ella y decir falsedades».

El poema, dividido en dos li­bros, parte de la batalla de Cassano (1259) y para más precisar, del desastre de Tabiago (1261), donde muchos de los combatientes que habían intentado el regreso a la patria con las fuerzas de Ezzelino da Romano, fueron detenidos. En las venganzas que si­guieron, también encontraron la muerte el padre y dos hermanos del poeta. Materia, pues, no de mera ejercitación encomiástica y que el poeta toma con ánimo viril, ahora que la victoria ha favorecido a su partido. «El metro elegiaco — dice el poeta — deja lugar al verso heroico; dejemos nuestros dolores en los paternos hogares desiertos porque ahora nos llegan sucesos que se de­ben cantar con verso meonio». El poema concluye con la batalla de Desio, con la en­trada triunfal del arzobispo en la ciudad y con la exaltación de sus hazañas. Compuesto en conjunto de 1465 hexámetros, fue publi­cado por primera vez en Milán por L. A. Muratori, en el tomo III de sus Anécdotas, y vuelto a publicar en 1726, en el volu­men IX del Rerum italicarum scriptores (v.). Es perfecta la edición al cuidado de G. Calligaris para la nueva colección muratoriana (1910-1912).

G. Franceschini