Leeuwendalers, Joost van den Vondel

Comedia pastoril del escritor holandés Joost van den Vondel (1587-1679) estrenada en 1648 para expresar su alegría por la paz de Münster. Es una alegoría histórica, cuya acción se desarrolla en un país imaginario: Leeuwendaal, divi­dido en una parte meridional y una septena trional. Un día, los habitantes de las dos partes, habiéndose embriagado en un ban­quete en celebración de las fiestas de Pan, se pelean y dan muerte a Warandier, hijo del dios de la selva, y a Duinrijk, hijo del dios Pan, que habían querido intervenir para separarlos. De ahí hace una larga guerra, suscitada por los dioses de la selva, entre los reyes de las dos partes: Lants- kroon, rey del Sur, que representa a Es­paña, y Volckaert, rey del Norte, que repre­senta a los Estados holandeses. Terminada la guerra, los habitantes de Leeuwendaal quedan obligados a inmolar todos los años un joven para aplacar al dios Pan. Un año la suerte recae en Adelaert, hijo de Warandier, pero cuando está a punto de ser sacri­ficado, aparece una desconocida doncella del Norte, que por amor al joven pide ser inmolada en su lugar. Es la bella hija de Duinrijk, Hageroos; la pronta intervención de Pan evita su sacrificio. Los dos jóvenes se casan y su unión, que simboliza la de las tierras meridionales de Holanda con las septentrionales, pone fin a toda discordia. Las evidentes intenciones alegóricas y polí­ticas de esta obra se manifiestan con toda la abundancia de un arte barroco.

H. Henny