Laocoonte, Jacopo Sadoleto

[De Laocoontis statua quae in Vaticano spectatur]. Pequeño poema la­tino de Jacopo Sadoleto (1477-1547), com­puesto en 1506, cuando de las ruinas del Esquilmo salió a la luz el grupo de mármol del Laocoonte, anteriormente conocido solamente por la descripción de Plinio. El docto humanista en sus impecables hexá­metros retrata con emocionada veracidad la obra maestra, que presenta varios deta­lles distintos de la representación poética del episodio, hecho por Virgilio, en el se­gundo libro de la Eneida (v.). Una de las dos serpientes rodea con sus terribles ani­llos a Laocoonte y le muerde en un cos­tado, mientras que el anciano, intentando separar la cabeza, se retuerce con violento movimiento para rehuirla, hinchando por el esfuerzo, los músculos y las venas que parecen a punto de estallar. De los dos hi­jos, uno grita, con el pecho envuelto por la segunda serpiente, el otro, aún ileso, mira horrorizado a su padre sin tener fuerzas ni siquiera para gemir. Lleno de piedad y de terror, el poeta ensalza conmovido el genio de los artistas que supieron dar vida al mármol. El poema fue muy admirado por Lessing, que lo juzgó digno de un clásico.

E. C. Valla