La Hija de Slava, Jan Kollár

[Slávy deera]. Poema del poeta checo Jan Kollár (1793- 1852), publicado en 1832. Está compuesto por ciento cincuenta sonetos, divididos en tres partes y precedidos por un prólogo en dísticos. En el prólogo, el poeta deplora la decadencia de los eslavos septentrionales y augura su futuro resurgimiento gracias al trabajo. En la primera parte, Slava se la­menta a los dioses de ser vilipendiada, y los dioses le dan una hija, Mina, que se presenta al poeta, quien se enamora de ella. Pero el poeta debe partir y separarse de ella. Después de terminado un largo viaje que le da ocasión de recordar, en éste o en aquel lugar, glorias y desventuras de los eslavos, y de haber desarrollado en va­rios lugares actividades patrióticas, tiene nuevamente una visión de Mina, que le dice encontrarse en los campos celestes. El poeta le ruega que proteja a los eslavos. Mina describe el cielo de los eslavos y promete descender al infierno para señalar a aquellos que han hecho daño a la co­munidad de los eslavos y ahora expían su culpa. El poema falla en su conjunto, y si algunos sonetos, recordando a la criatura terrena a la que el poeta ha dado el nom­bre de Mina, poseen un soplo de inspiración, en otros no sólo es evidente el esfuerzo sino también la falta de una concepción inicial. No obstante esta debilidad artís­tica, el poema tiene grandísima importan­cia por el elemento patriótico y paneslavo que contiene. Además de la influencia byroniana, se advierte claramente la de Pe­trarca y de Dante.

E. Lo Gatto