La Gringa, Florencio Sánchez

Tal es el título de la obra teatral mejor concebida y realizada por el dramaturgo uruguayo Florencio Sánchez. Fue estrenada en Buenos Aires el 21 de noviembre de 1904. «La Nación» porteña sintetizó, al día siguiente del éxito en el teatro San Martín, el argumento de este modo: «El antagonismo entre la raza criolla del país, representada por el viejo gaucho del campo, y la raza italiana, que va adqui­riendo predominio y riqueza con su sobrie­dad, su inteligencia y su laboriosidad; y a la postre la fusión de ambas razas por mediación del amor, es decir, casándose una joven italiana con el hijo del viejo gaucho, ya encumbrado a mejor posición por haber desarrollado sus aptitudes aliándose con la gente progresista, la gente «gringa», tan odiada por el obcecado padre: tal >es el asunto de la comedia». Consta La gringa de cuatro actos, verdadera sucesión de re­tratos y cuadros de hombres y paisajes del medio pampeano argentino. Es La gringa, según Ricardo Rojas, «el poema de la in­vasión del extranjero sobre la tierra del gaucho, como el «Martín Fierro» es el poe­ma de la invasión del gaucho sobre la tie­rra del indio». Las escenas de La gringa se desenvuelven en la provincia argentina de Santa Fe, región en donde la población criolla debió ir cediendo, pacíficamente, an­te el arrollador empuje de la inmigración europea, preponderantemente italiana, de­dicada a la agricultura de la fértil zona de Santa Fe.

J. Pereira Rodríguez