Islamey, Milij Alekseevič Balakirev

Fantasía oriental para piano, de Milij Alekseevič Balakirev (1837-1910), originada por el espíritu de aquella reforma efectuada en Rusia por el grupo de los «Cinco», que proponían desprenderse de las formas ya gastadas de la música occi­dental europea y sustituir sus elementos melódicos, armónicos y rítmicos, por los más primitivos y espontáneos de la típica música popular y de la cual fue Balakirev el más activo impulsor. Aquella escuela se inspiró principalmente en los cantos popu­lares del pueblo ruso, pero también recu­rrió al folklore español, checo y oriental. Junto a composiciones análogas de otros músicos del grupo — como, por ejemplo: En las estepas del Asia central (v.), de Borodin o las danzas persas de Khovanscina (v.), de Musorgskij — ésta de Balakirev resulta inferior en cuanto a valor artístico intrín­seco. Compuesta de dos series de cantos publicados entre 1857 y 1896, se desarrolla en diversos movimientos que se suceden sin interrupción («Allegro agitato», «An­dantino expresivo», «Allegro», «Presto fu­rioso»), y está basada casi exclusivamente (exceptuando el «andantino») sobre un tema único, propuesto al comienzo, que reaparece después con modificaciones rítmicas y armónicas. El color oriental es dado precisamente por la fisonomía meló­dica de este tema, mientras su técnica pia­nística recuerda mucho a la de Liszt. Es una pieza de mucho virtuosismo y de notable efecto, y es ejecutada a menudo por los concertistas.

M. Dona