Historia de Italia, Continuación de la de Guicciardini, Carlo Botta

[Storia dell’Italia in continuazione a quella del Guicciardini]. Obra de Carlo Botta (1766-1837), publicada en París en 1832 y, con adiciones y enmiendas, en 1839 y 1843, con la que el autor trató de enlazar con Guicciardini, no sólo cronológicamente, reemprendiendo el relato donde aquél lo dejó, sino con el de­clarado propósito de restaurar sus cánones historio gráficos y su objetiva veracidad. La Historia, sin embargo, fue severamente cri­ticada desde su aparición. Pues, si no era difícil enlazar con Guicciardini. en la forma más extrínseca (Botta, en cincuenta libros, llevó el relato desde la muerte de Clemen­te VII (1534), hasta los principios de la Revolución francesa (1789), donde empieza la otra Historia de Italia (v.), no era tan fácil demostrar los fallos de los historia­dores de aquellos dos siglos y medio sin recurrir a los archivos y a un superior cri­terio historiográfico. Además, la historia de Botta justificaba plenamente la crítica de Gioberti que decía que había escrito «no para la posteridad, sino para sus anteceso­res», y es sabido que Botta mismo se burla­ba «del investigar en los archivos», considerándolo como un trabajo inútil. Al no mirar, pues, la historia como una ciencia, y al no haber efectuado «las múltiples in­vestigaciones que constituyen el testimonio de los siglos», como observó Tommaseo, la obra de Botta, aceptada durante algún tiempo por sus méritos estilísticos, pronto reveló su íntima debilidad y cayó lenta­mente en el olvido.

G. Franceschini