Himnos de Proclo, Proclo de Constantinopla

Serie de siete himnos en hexámetros, en honor de divinidades paganas, compuestos por Proclo de Constantinopla, filósofo neoplatónico (siglo V d. de C.) y uno de los últimos grandes es­píritus paganos. Se parecen en la forma y en el contenido a los antiguos Himnos ho­méricos (v.) y órficos y a los Himnos (v.) de Calimaco, pero son más íntimos y es­pirituales, por la viva y cálida personalidad del poeta filósofo que los compuso. Dedi­cados respectivamente al Sol, a Afrodita, a las Musas, a todos los dioses, a Afrodita Licia, a Hécate y Jano, a Atenea, son de variada extensión (el más largo y com­plejo es el himno a Atenea), y comprenden en la primera parte las alabanzas del nu­men celebrado, después la súplica del poe­ta que, más que la riqueza, fama y hono­res, pide poder estar libre de culpas y pa­siones, iluminado por la divina sabiduría a fin de que su alma sea elevada a la visión de lo divino. Los Himnos de Proclo están animados por el calor de una fe sincera, fortalecida por la profundidad de un es­píritu habituado a la especulación filosófica y mística y a la aguda interpretación ale­górica de los mitos más diversos. La forma, semejante a la épica, es rica, como lo es la lengua poética de su tiempo, en términos arcaicos, poéticos, científicos; es evidente el influjo de Nonno en la lengua y en la téc­nica del hexámetro.

S. Schick