Crónica del Callejón de los Gorriones, Wilhem Raabe

[Die Chronik der Sperlingsgasse]. Novela del escritor alemán Wilhem Raabe (Jakob Corvinus, 1831-1910), publicada en 1857. Es la obra con la que Raabe inicia y muestra ya todas sus cua­lidades y también sus límites caracterís­ticos de autor. La Crónica se presenta como el diario de un anciano, el cual va anotan­do desordenadamente acontecimientos del pasado y del presente, reflexiones del mo­mento y recuerdos de tiempos pasados, en­tretejidos alrededor de un grupo de per­sonas que no tienen más punto de contacto que el vivir en la misma calle. La narra­ción va manteniendo a la vez dos o tres temas de los cuales el principal es la his­toria de una niña: Elisa, adoptada por un viejo y que encuentra en el hijo de una viuda, que fue a vivir en la casa de en­frente, al único pariente que le queda. Éste será primero el compañero de juegos y lue­go su esposo.

Raabe ahora ha sido revalorizado en alemania, porque fue el único «poeta del filisteo alemán», es decir, supo ver el lado humano y positivo de todo un mundo de humildísima burguesía y lo supo representar en su limitación, viendo en ella precisamente su valor. Característico de es­te punto de vista es, en esta Crónica, la re­valorización del maestro de escuela. Tam­bién se nota la influencia que en Raabe ejercieron Jean Paul, con su abandono y su manera vaga de enlazar entre sí los acon­tecimientos, y de Dickens, en el espíritu humorístico de buena ley, que las más de las veces salva, con una observación o un detalle atinado, una situación, y en su sen­timentalismo, que corresponde, como todo, al gusto de la época en la cual escribía Raabe. [Trad. de Káthe von Blankenstein y Enrique de Juan (Barcelona, 1943)].

F. Federici