Sarasvatī

Divinidad femenina hindú: en el Veda (v.) es la personificación de un río de su mismo nombre, que para los antiguos indoarios era sagrado en cuanto limitaba el Brahmāvarta, territorio por ellos habitado. Los himnos del Rig-Veda (v.) la celebran como dispensadora de felicidades y abundancia. En los Brāhmaṇa (v.), Sarasvatī se identifica con Vāc, la diosa del len­guaje, y de ello derivará más tarde la con­cepción ampliamente difundida que hace de Sarasvatī la diosa de la elocuencia.

En el hinduismo, Sarasvatī es la consorte de Brahma (v.), la diosa de la elocuencia y la sabiduría y la protectora de todas las artes y todas las ciencias: a ella se atri­buye la invención del alfabeto y la len­gua sánscritos. En una estrofa augural de un anónimo poeta clásico indio se lee: « Sarasvatī os proteja, piedra de toque para el oro de la inteligencia, que mediante la elo­cuencia decide quiénes son doctos y quié­nes ignorantes».

Otra estrofa nos la des-‘ cribe como patrona de los poetas: «Triunfa la diosa Sarasvatī, por cuyo favor los poe­tas de sutil inteligencia escrutan toda la superficie terrestre como algo que a todos fuera dable ver». Sarasvatī se representa bajo el aspecto de una mujer joven y atrac­tiva con cuatro brazos: en una mano lleva un manuscrito de hojas de palma, símbolo de la protección que dispensa al saber.

M. Vallauri