Gańgā

Es el río sagrado Ganges per­sonificado como ser divino. Diosa del hin- duismo, es la primera hija del Himavat (Himālaya) y de Menā.

En el Rāmāyana (v.) y en los Purāna (v.), aparece narrada la famosa leyenda del descenso del Gańgā celestial a la tierra, luego de las severas penitencias practicadas por el mítico rey Bhagīratha, con el fin de purificar mediante aquellas aguas divinas las cenizas de los sesenta mil hijos de Saagra, sus antepasa­dos, que habían sido abrasados por el fuego de la ira del gran sabio Kapila. Para evitar a la tierra el violento choque producido por la caída de la riada celeste, Śiva (v.) la recibe sobre su cabeza, con lo cual la in­gente masa de agua queda dividida por la espesa cabellera del dios en diversas co­rrientes fluviales. Esta leyenda goza en la India de una gran popularidad; es preci­samente el origen divino del venerado río indostánico lo que da carácter sagrado a sus aguas, tanto en la India antigua como en la moderna.

Según el Mahābhārata (v.), la diosa Gańgā se unió en matrimonio con el rey Śāntanu, a quien dio ocho hijos, en­tre los cuales destaca, por su valor y su celibato voluntario, Bhīşma, noble figura de antiguo patriarca indio. Se representa a Gańgā como una muier vestida de blanco y sentada sobre un pez.

M. Vallauri