Forsyte

Nombre de la familia cuya historia narra la trilogía La saga de los Forsyte (v.), del novelista y dramaturgo inglés John Galsworthy (1867-1933). Casi podríamos decir que los Forsyte «fueron» la alta burguesía de Inglaterra durante los cuarenta años comprendidos en la men­cionada obra.

Muy numerosos, invaden to­das las profesiones — «coleccionistas, pro­curadores, jueces, comerciantes, editores, administradores de fincas rústicas y aún militares»; en próspera situación económica todos ellos, tienen sólidas inversiones en compañías mineras o ferroviarias y en in­muebles. Hábiles hombres de negocios, con­servadores y tenaces, viven rodeados de to­das las comodidades en casas magnífica­mente dispuestas, con gran número de cria­dos y disfrutando de lo mejor de la vida como de la cosa más natural.

Eton o Harrow, Oxford o Cambridge, el lujoso club londi­nense, el refinamiento en las comidas, en los vinos, en los cigarros y en la indumen­taria, así como el mecenazgo artístico de buena ley, son cosas que integraron todas ellas el mundo del propio Galsworthy y que le merecen tanta consideración como a los Forsyte. La fuerza y la debilidad de éstos hay que buscarla en su característica do­minante: el sentido de la propiedad. «Un Forsyte — dice uno de ellos — considera el aspecto práctico de las cosas, y este criterio se basa fundamentalmente en el sentido de la propiedad». Cuando Galsworthy — como sucede con frecuencia — hace a los Forsyte objeto de ironía, ésta es, por lo general, suave, y nunca tiende a ridiculizarles. «Un Forsyte es, en definitiva, una especie de es­clavo de la propiedad.

Reconoce la bondad o conveniencia de una cosa, y su sello ca­racterístico está en apropiársela — ya con­sista aquélla en mujeres, casas, dinero o fama —». La inclusión en la lista de la palabra «mujeres» señala el punto donde se detiene la aceptación, por parte de Galsworthy, del criterio de los Forsyte, y, pre­cisamente en sus relaciones con su esposa Irene, Soames Forsyte, la figura más im­portante de la obra, pone de manifiesto «the limits and the lack set in his finished fea- tures» [«los límites e imperfecciones que quedaron una vez diseñados sus caracteres»] (Auden).

M. Dodderidge