Chatterton

Thomas Chatterton (1752- 1770), a quien la miseria y la envidiosa in­comprensión arrastraron al suicidio, es presentado por Alfred de Vigny en Stello (v.) y en el drama Chatterton (v.) como encar­nación del destino del Poeta, víctima de la sociedad siempre enemiga de la poesía y sólo interesada por la vida práctica. Repre­senta la concepción romántica del Poeta, buscador de la palabra superior que los hombres groseros y viles no sabrán com­prender.

Más que ningún otro, Vigny sin­tió la nobleza y la miseria de tal destino, y supo expresarla en la figura sombría y sensible del joven inglés, que en su amor por la dulce Kitty Bell, esposa de otro hombre, ve a la vez consolado y agudizado su breve martirio. Si la mujer observa una conducta delicada, de pureza casi raciniana, que constituye el mayor encanto del drama, no puede dejar de advertirse en Chatterton algo del alma del autor, solita­rio y esquivo en su silencio y en su nega­tiva a toda avenencia con los tristes usos de la sociedad y de la vida literaria.

V. Lugli