Bufón

[Fool]. Personaje del Rey Lear (v.), tragedia de William Shakespeare (1564- 1616). En este drama, la figura tradicional y secundaria del bufón adquiere un signi­ficado de primer plano. No se limita al sen­cillo y vulgar oficio de divertir al rey, sino que ejerce una función comparable a la del Coro (v.) griego, moralizando, a me­nudo amargamente, sobre las desventuras del protagonista, mitigando sus sufrimientos y haciéndole ver cómo forma parte de un plan universal.

Semejante papel es desem­peñado no directamente, con solemnes afo­rismos, como ocurre en el caso del Coro griego, sino por medio de alusiones indi­rectas y grotescas, que parecen ocurrencias de loco cuando en rigor son irónicas verdades. Inseparable de Lear, el Bufón se nos presenta a veces como una segunda voz de la conciencia de su señor, de un modo análogo a como, en nuestros días, Kafka, en su Castillo (v.), proyectará en personajes exteriores las voces de la conciencia; con ello el nombre de «tío» que el Bufón da a su señor adquiere un sentido más profun­do del que solía tener su frecuente empleo entre los juglares cortesanos.

Las canción- cillas del Bufón contrastan, en su ácida estridencia, con la voz tonante del huracán: están llenas de campechana sabiduría po­pular y, en una escena de insuperable efecto, constituyen un característico ejem­plo de aquella mezcla de lo sublime con lo grotesco que tanto había de gustar a los románticos.

M. Praz