Rok-Koku-Shi

[Las seis historias na­cionales]. Con este título se engloban en la literatura japonesa seis obras históricas escritas en chino y compiladas por inicia­tiva de los emperadores.

Cada una de ellas es continuación de la anterior y todas, aun­que sólo sean áridas crónicas, ofrecen pre­ciosos materiales para el estudio de la historia y civilización del Japón antiguo. En conjunto, abarcan el período compren­dido entre los orígenes hasta el año 887 d. de C., a saber, el período arcaico, la época de Nara (710-794) y los primeros años de la era Heian (794-1186). He aquí su lista por orden cronológico: 1) El Nihongi o Nihon-shoki (v.); 2) El Shoku Nihongi [Continuación del Nihongi], cuarenta vo­lúmenes compilados por Sugeno Mamichi y otros por orden del emperador Kwammu (782-805) y de sus predecesores Kónin (770- 781) y terminados en 797. Cubre el período de noventa y cinco años que va de la subida al trono del emperador Mommu (697-707) hasta el año 791, es decir, casi toda la época en que Nara fue capital del Japón (710-794).

Da no sólo noticia de los acontecimientos, registrados cada uno en su fecha respectiva, sino también de las condiciones políticas, costumbres ordina­rias y extraordinarias de la Corte imperial, del gobierno central y provincial, de la administración, de las condiciones sociales, etc. Contiene además sesenta y dos edictos imperiales («Semmyó» o «Mikotonori») en su texto original, es decir, en la lengua japonesa de aquel entonces, lo que confiere también a esta obra un notable valor filo­lógico. 3) El Nihon Kóki [Anales posterio­res del Japón], cuarenta volúmenes com­pilados por Fujiwara-no-Otsugu (773-844), Fujiwara-no-Yoshino (786-846), Minamoto- no-Tsune (812-854), Fujiwara-no-Yoshifusa (-804-872), Asano Katori (774-843), Yamada Furutsugu y otros por orden del emperador Saga (810-823). Iniciada en 819, la obra fue continuada por el emperador Junwa (824- 833) y terminada en 843 por su sucesor, el emperador Nimmyó (834-850). El Nihon Kóki se había perdido, pero un discípulo del famoso literato Hanawa Hokiichi (1746- 1821), llamado Inayama Yukinori, después de largas y pacientes investigaciones rea­lizadas durante las eras Temmei (1781-1788) y Kwansei (1789-1800), consiguió hallar el texto de los diez volúmenes actualmente existentes. El Nihon Kóki abarca un perío­do dé cuarenta y dos años después del Sko- ku Nihongi y llega hasta la abdicación (832) del emperador Junwa (824-832).

En su estructura, los compiladores tomaron por modelo las obras anteriores. 4) El Skoku Nihon Kóki [Continuación del Nihon Kóki], veinte volúmenes compilados por Fujiwara- no-Yoshifusa, Haruzumi Yoshitada, Fujiwa- ra-no-Yoshisuke (fallecido en 867, antes de haber terminado su labor), Ban Yoshio y Agatainukai-no-ó-Sukune Sadamori, por orden del emperador Montoku (851-858). El prefacio sólo da los nombres de los dos primeros compiladores, porque los dos res­tantes fueron relevados de su cargo du­rante su actuación. El Shoku Nihon Kóki, como dice su título, sigue al Nihon Koki por espacio de dieciocho años, hasta la muerte del emperador Nimmyó (850). Fue concebido sobre el mismo modelo de las historias precedentes. 5) El Montoku Jit- suroku [Historia del reinado del emperador Montoku], doce volúmenes compilados por orden del emperador Seiwa (859-76) por Fujiwara-no-Mototsune (836-891), Sugawa- ra-no-Koreyoshi (812-880), Miyako Yoshika, Shimada Yoshiomi y otros, y terminados en el año 879 durante el emperador Yózei (877-884).

Comprende los nueve años de reinado del emperador Montoku (850-858) (de donde toma su nombre) y durante ese lapso sigue al Skoku Nihon Kóki. 6) El Sandai Jitsuroku [Historia de los tres rei­nados], cincuenta volúmenes compilados por Fujiwara-no-Tokihira (871-909), Sugawara- no-Michizane (845-903), Mimune Masahira (853-926) y ókura Yoshiyuki por orden del emperador Uda (889-897) y terminados en 901. Michizane y Masahira, relevados de sus cargos, dejaron el trabajo antes de ha­berlo concluido. Por esto el prefacio lleva sólo el nombre de los otros dos compila­dores. El Sandai Jitsuroku continúa a lo largo de treinta años (858-887) al Montoku Jitsuroku y abraza los reinados de los tres emperadores Seiwa (859-876), Yózei (877- 884) y Kóko (885-887): de ahí su título. Está compilado según el modelo de las his­torias anteriores.

M. Muccioli