Recuerdos de Tocqueville

[Souvenirs]. Importantes memorias políticas de Alexis-Charles-Henri Clérel de Tocqueville (1805- 1859), no publicadas hasta 1893. Fundamen­talmente constituidas por reflexiones histó­ricas sobre las experiencias cruciales de 1848-49, son conocidas también en algunos países con el título de Una revolución fra­casada.

La obra consiste en apuntes y re­flexiones personales a modo de memorial. El amor a las instituciones y el sentimiento de la libertad inspiraron a Tocqueville en su labor de ministro y en su tentativa de establecer sobre bases sólidas la continuidad histórica de la nación, entre las dificultades producidas por el momento. En efecto, una marea demagógica trató de sumergirlo todo, y precisamente entre los fanáticos de una libertad abstracta se encuentran los peores enemigos de la misma libertad. De los erro­res de la monarquía de julio se pasó a los errores de la nueva sociedad revolucionaria; a la tiranía burguesa sucedió la tiranía roja, y en vano el socialismo trató de colocarse al frente de un nuevo estado de cosas.

El mismo entusiasmo demagógico de un Louis Blanc dificultó el camino hacia la seguridad del Estado y el bienestar de los ciudadanos. El espectro de un nuevo terror democrático asustó a la sociedad que surgía de la revo­lución de febrero; de tal estado de cosas se aprovecharía precisamente Luis Napoleón, el futuro hombre del golpe de estado. La misma expedición contra la república romana (que Tocqueville no pudo impedir, por lo cual fue acusado, junto con Falloux, por Mazzini, en una carta famosa) indica que la libertad está agonizando. Pero tam­bién bajo el régimen imperial habrá que tratar de salvaguardar las antiguas liberta­des: tal fue la enseñanza de una revolución fracasada por un amor abstracto a la li­bertad, sin valorar a los hombres ni a las necesidades históricas del momento.

En conjunto, la obra representa uno de los me­jores libros históricos del siglo XIX, por la comprensión de la sociedad y el presenti­miento de nuevas fuerzas económicas y mo­rales en el cuadro de la política mundial. Resulta fundamental la consideración de que la libertad proclamada demasiado pronto puede perderse por exceso de orgullo,# en cuanto las antiguas tiranías son sustituidas por la tiranía indistinta y ambiciosa de un pueblo, poco consciente de sus verdaderos derechos y deberes en la edad moderna. La democracia es la clave del porvenir, pero puede también fracasar en su finalidad de alcanzar el bienestar social, si no está guia­da y refrenada en su afanoso impulso de conquistas.

C. Cordié

Leyendo sus Cartas y los Recuerdos, don­de se entrega a sus impresiones, sorprende encontrar, en un hombre tan grave, tanta viveza y mordacidad. (Lanson)

Tocqueville tenía el rarísimo don de re­sumir en juicios cáusticos sus observaciones políticas. Conseguía condensarlas, traducirlas en las impresiones de su pensamiento, sin dar, a pesar de todo, la impresión de aprisionarlas definitivamente. (Fernández)