Rawzat al-Safa, Muhammad ibn Khâwandshâh ibn Mahmùd

[Jardín puro]. Obra histórica de Muhammad ibn Khâwandshâh ibn Mahmùd, llamado Mirkhwand (Mircondo) de Balkh (1443-1498).

Es una histo­ria universal en siete volúmenes, con un apéndice geográfico que en ciertas edicio­nes constituye el octavo volumen. El pri­mero habla de la creación del mundo, de los profetas de Israel, de los reyes de Persia hasta el final de los Sasánidas; el segun­do, del período comprendido entre Mahoma y la muerte de Alí, el cuarto califa; el ter­cero, de los Imam, de los Omeyas y de los Abasidas; el cuarto se refiere a las dinas­tías asiáticas menores hasta la época de Timur (Tamerlán); el quinto habla de Gengis Kan y de sus hijos y sucesores; el sexto trata de Timur y de las ramas de su familia hasta la muerte del sultán Abu Saíd (1469); el séptimo, del sultán Abu-l- Ghazi Husein Baiqara (1468-1505).

Esta amplia recopilación fue considerada como un modelo en Oriente, por su estilo florido y a menudo complicado, rico en metáforas. Las fuentes utilizadas son numerosas, pero la obra es desigual en la distribución de las partes y en el desarrollo de los temas particulares; en la narración predomina lo anecdótico, y carece de crítica histórica, estando llena de consideraciones morales. Una de las partes más célebres en Oriente es la dedicada a la historia de las primeras dinastías persas contemporáneas a la deca­dencia del califato de Bagdad, y el na­cimiento de la vida nacional de la nue­va Persia. La obra, que incluso los estudio­sos occidentales consideraron importante hasta que fueron descubiertas sus verdade­ras fuentes, fue probablemente completada, en los últimos volúmenes, por el sobrino de Mircondo, Chiyáth ud-Din Khwándamir; y ésta es la parte de mayor importancia, pues narra acontecimientos poco anteriores o contemporáneos al escritor.

G. Lupi