Pombo, Ramón Gómez de la Serna

Obra de Ramón Gómez de la Serna (n. 1888). Pombo es un magnífico libro sobre la tertulia literaria que se reunía en el café madrileño de «Pombo» (1918), se­guido de otro volumen que se titula La sagrada cripta de Pombo (y que, según su autor advierte, puede leerse independiente­mente del primero).

En realidad, ambos son las crónicas de un tiempo y de una sociedad literaria determinados. Los personajes que Ramón pone de manifiesto, aunque reales, son suyos ya: por convivir con él, por ser él quien los enuncia, y por el rastro que dejaron tras ellos y que muchos de nos­otros hemos podido comprobar en la vida real española. Pombo empieza por su des­cripción como café único, y en esta descrip­ción la felicísima gracia del autor acumula los aciertos, hasta abrumar con ellos.

De la descripción del café pasa a la de sus habi­tuales clientes y sus excepcionales pasa­jeros; más un barco que una casa, y aunque normalmente anclado, en los momentos en que Ramón y los suyos se constituían en dotación, barco en travesía lenta, prolija, por las noches madrileñas cargadas de pre­sagios y de memorias. Como todos los ar­tistas, todos los hombres de letras y de viso social determinado pasaban por «Pom­bo», el gran Ramón Gómez de la Serna tuvo la oportunidad de irlos retratando, mejor dicho, radiografiando, en su libro. Para darse cuenta del tiempo prevanguardista español hay que leerse Pombo, y La sa­grada cripta de Pombo.

Por el segundo pasan otros cafés, otras descripciones a ellos referentes; por el primero, sólo las crónicas de las tertulias ramonianas. Mare­jadas de greguerías (v. Greguerías) apare­cen en sus páginas. Crítica finísima, interpretación libre — y casi siempre certera — de los tipos humanos que a él se aproxima­ban como a gran sacerdote de la ceremonia pombiana, todo se encuentra en Pombo para regocijo y enseñanza del lector.

C. Conde