La Raza del Pueblo Romano, Marco Terencio Varrón

[De gente populi Romani]. Tratado de etnogra­fía de Marco Terencio Varrón (116-27 a. de C.), que ha llegado a nosotros en estado fragmentario.

Por lo que puede reconstruirse, se refería a la edad legendaria protohistórica de los pueblos que dieron origen a la estirpe romana. Eran cuatro libros, dispues­tos en orden cronológico, que se remonta­ban hasta las épocas más antiguas y mito­lógicas, anteriores al diluvio universal. Con una rigurosa sucesión cronológica, Varrón, en el primer libro, comparaba las diversas cronologías, egipcia, ateniense, tebana, etc. En el segundo, agotado el problema de la edad oscura, pasaba a indagar, siguiendo la mitología y los hechos legendarios, las ci­vilizaciones más antiguas griegas y troyanas y las probables migraciones a la península itálica. En el tercero se estudiaba amplia­mente el problema de las relaciones entre colonos arcadios e invasores troyanos: de la fusión de aquellos dos pueblos surgía el pueblo albano.

El cuarto terminaba la in­vestigación con la fundación de la ciudad, por obra de Rómulo, estableciendo el mo­tivo de la separación del pueblo albano y el romano. La técnica histórico-anticuaría de Varrón se apoya en un paralelismo en­tre las fuentes griegas y latinas. Remontándose en el tiempo, a través de los siglos de la república y la monarquía romanas, se llega a una edad en que las colonizaciones de los pueblos orientales están bien docu­mentadas con mitos, leyendas, tablas sagra­das y otros documentos. El haber insertado la prehistoria romana en la historia griega y oriental es el mérito historiográfico y crí­tico de Varrón, que inauguraba así, con este libro, un nuevo sistema en el estudio comparativo de la etnografía. A estos cua­tro libros seguían otros cuatro sobre la Vida del pueblo romano (v.).

F. Della Corte