El Verdugo de Dios: Un Inquisidor en el Camino de Santiago (Toti Martínez

Varios grupos de personas se encuentran y desencuentran a lo largo del Camino de Santiago en Navarra, creándose amistades y enemistades.

Quizá el mayor mérito de la novela es que inserta los hechos históricos de forma sencilla, clara, de fácil comprensión y lectura. No hay alardes informativos que ocupen capítulos seguidos y la información se confunde en el texto sin molestar, no cansa ni parece forzada, aunque en ocasiones es demasiado prolija.

El relato de las costumbres de agotes y cátaros, de lo que hizo la Inquisición, el camino que recorren los personajes o el protagonismo de Amari, la Gran Madre (la palabra tiene su raíz en Ama, que en euskera significa madre) mantiene el interés.

Sin embargo, los personajes apenas son descritos en sus emociones y formas de ser excepto de forma explicativa y según las necesidades del relato, siendo en su mayoría típicos y tópicos, desde el maestro de obras Geoffroi Bisol, ignorante casi voluntario de lo que sucede a su alrededor, cobarde cuando lo sabe, al Inquisidor Robert Lepetit, el clásico personaje que odia y culpa a las mujeres por sentirse atraído hacia ellas y se comporta con una crueldad fanática, asqueado especialmente ante la imagen del embarazo.

También hay personajes jóvenes, como Eder Bozat, aprendiz de Bisol y enamorado de su hija Alix al tiempo que es amado por Alazaïs, siempre en función de lo que la autora quiere relatar.

Curiosamente, dada la importancia que se da en el relato a la Gran Madre, los personajes femeninos cumplen roles típicos de seductoras, voluntarias o no, a las que culpar de los crímenes cometidos por los hombres, siendo Alazaïs quien más se sale de lo habitual.

La novela está construida de forma correcta, pasando de unos personajes a otros para mantener el interés, en ocasiones explicativa, sin alardes, y resulta entretenida, aunque se echa en falta dramatismo, intensidad, tanto en las personalidades de los protagonistas como en lo que cuenta, pues la autora da más importancia a los hechos históricos que a las personas necesarias para relatarlo, dando lugar a una obra demasiado plana.

Al final se incluyen unas notas que hablan de los agotes, Amari, Lepetit (que existió en realidad), los cátaros, y la bibliografía utilizada por la autora.

– Nacida en Vitoria-Gazteiz en 1949, vive con su familia en Larrabetzu, Vizcaya, rodeada de libros y objetos de artesanía de diversas procedencias.

– Durante veinte años compaginó su profesión de traductora técnica con trabajos para teatro y televisión, donde escribió y dirigió más de mil programas infantiles.

– En 1998, publicó su primera novela histórica La calle de la judería.

– Tiene el Premio Euskadi de Plata por el libro más vendido en la Feria del Libro de San Sebastián en 2000 y en 2001 fue premiada con el Premio Pluma de Plata por ser la autora más vendida en la Feria del Libro de Bilbao.

http://reginairae.blogcindario.com/2006/05/00286-el-verdugo-de-dios-un-inquisidor-en-el-camino-de-santiago-de-toti-martinez-de-lezea.html

Viaje a la historia de la publicidad gráfica. Arte y nostalgia

FICHA DEL LIBRO
ENLACE AL LIBRO: CONVERTIR ESTE LIBRO «
TÍTULO=»El Verdugo de Dios: Un Inquisidor en el Camino de Santiago (Toti Martínez»
ENLACE DE DESCARGA:
ENLACE DE DESCARGA (En el banner vertical)
REFERENCIA Y AUTOR: «El Verdugo de Dios: Un Inquisidor en el Camino de Santiago (Toti Martínez»

PDF


FORMATOS DISPONIBLES: EPUB,FB2,MOBI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.