Biblioteca de Focio

Es conocida con este título una vasta obra de compilación debida a Focio (828?-897?), patriarca de Constantinopla, redactada se­gún los cánones de la cultura bizantina. En ella se exponen y resumen unas 279 obras, ya históricas, ya teológicas, de la Antigua Grecia. La Biblioteca es también conocida bajo el título original de Myriobiblion, esto es, el «Diez mil libros». Como de muchas obras no tenemos más conocimiento sino por medio de los extractos o compendios de Focio, la importancia de esta Biblioteca reside, especialmente, en la documentación de todo lo que se hubiera perdido completa­mente si aquel docto bizantino no hubiese leído y transcrito las obras del pasado. Son referidas también en él, noticias históricas y críticas, que recuerdan las voces histórico – literarias del Léxico de Suidas (v. Suda). El título está felizmente escogido, no sólo por el hecho de que las 279 registradas constituyen, si no la totalidad, ciertamente la parte más notable de los libros leídos o poseídos por Focio, sino por el hecho de que una compilación así, representaba para el docto bizantino una serie de volúmenes importantes y raros que el hombre de cultura no podía ignorar. La Biblioteca es, pues, un típico producto de esa actividad literaria, constituida por crestomatías, anto­logías, florilegios, como solían compilarlos el helenismo tardío y la época bizantina; pero, a diferencia de otras compilaciones semejantes, la de Focio no se ocupa de la poesía, sino de la historia y la religión, y por eso recuerda, hasta en el título, las obras homónimas de Apolodoro y de Diodoro Sículo.

F. Della Corte