Anales de Hirsau, Juan Tritemio

[Annales hirsaugienses]. Obra alemana de Juan Tritemio (Johan Tritheim o Trittheim, 1462-1516). La obra, que permanecía manuscrita en el monasterio de Saint Gall, fue publicada en dos tomos en octavo por la tipografía de dicho monasterio en 1690. La abadía de Hirsau o Hirschau, cerca de Calw (Württemberg), una de las más célebres de la alemania medieval y de la cual quedan sólo pocas ruinas, fue, según la narración de Tritemio, fundada por Erlfield, conde de Calw, por sugerencia de su hijo Noting, obispo de Vercelii, que quiso enriquecer a su pueblo natal con las reliquias de San Aurelio, obispo y mártir armenio. Los Ana­les empiezan precisamente con la historia del traslado del cuerpo del santo desde Vercelii hasta Hirsau en 830, y acaban el año 1514, «undécimo huius monasterii Hirsaugiensis Joannis abatís». Como todas las obras de Tritemio, los Anales están lle­nos de piadosas invenciones, según costum­bre del tiempo, urdidas con el fin de embe­llecer la historia del pueblo alemán en general y de la Orden benedictina en par­ticular: se encuentran a cada paso contra­dicciones flagrantes. Por ello, han perdido casi todo valor científico; a excepción de la última parte, en la que se habla de los sucesos contemporáneos, es decir, de la segunda mitad del siglo XV y principios del XVI, el agitado período que precedió al advenimiento de Carlos V y durante los cuales se elaboraron los fermentos de la Reforma. Tritemio demuestra aquí una no­table perspicacia de observador y de histo­riador. Los abades sucesores de Tritemio pa­saron al protestantismo con toda la comu­nidad.

G. Martinelli