La Metamorfosis, F. Kafka

Gregor Samsa, un viajante de comercio, pasa a convertirse, tras la quiebra de su padre, en el único sostén de la fa­milia. Pero una mañana, al despertar después de una no­che de pesadillas, se encuentra transformado en un enor­me insecto. Consciente de la repugnancia que provoca en sus familiares, se adapta a dormir bajo la cama y a no comparecer en público.

Se alimenta únicamente de sobras, asistido por una vieja criada, la única que so­porta su vista. Pero un día, atraído por el sonido del vio­lín de su hermana Grete, aparece ante los suyos. El pa­dre le arroja una manzana, que lo hiere. Muere a causa de ello poco después. La vieja criada, pese a sentir com­pasión por él, lo echa a la basura.