Tartarín de Tarascón, A. Daudet

Tartarín, un simpático mitómano, decide marcharse a ca­zar leones a África. Armado hasta los dientes, atraca en Argelia. Pero ésta no es la tierra salvaje y llena de fieras que había creído encontrar.

Su única captura es un viejo león ciego, al que un mendigo exhibe por las plazas: sin embargo su piel, agujereada por dos balas y mandada a Tarascón, le valdrá igualmente la soñada gloria. Cuan­do, en efecto, Tartarín vuelve a su patria, seguido por un camello que le ha tomado cariño, es recibido como un héroe.