Guzmán de Alfarache, Mateo Alemán

(primera parte 1599, segun­da 1603)

Guzmán de Alfarache, hijo de un mercader genovés ladrón y de la amante de un viejo caballero, pasa de una aventura a otra a tra­vés de docenas de ciudades y de tres países, de España a Italia, de allí Francia, y nuevamente a España, en busca de sus parientes y cambiando infinitas veces de estado y condición social: soldado, rufián, pícaro de cocina, falso enfermo, servidor de cardenales y embajadas, estafador y aspirante a sacerdote; dos veces casado, una viudo y la otra echado por su mujer, es finalmente arrestado y man­dado a las galeras españolas, de las cuales sale perdona­do gracias a haber revelado una conjura de galeotes en­caminada a apoderarse del barco en el que cumplía su condena.