Tesoro de la Lengua Castellana o Española, Sebastián de Covarrubias y Horozco

Obra del investigador español Sebastián de Covarrubias y Horozco (1539- 1612). Se trata de un curioso arsenal de noti­cias sobre la vida española en la época de su autor.

Su finalidad primordial parece haber sido la de investigar la etimología de los términos y en ella el autor blasona a me­nudo de sus conocimientos. Frecuentó las aulas de la Universidad de Salamanca duran­te cinco años y en ellas adquirió una sólida formación, lo que no impidió que sus con­temporáneos — Quevedo entre ellos — calificasen de desaliñada su empresa erudita. A pesar de ciertas ingenuidades en la defi­nición de las palabras y de lo inadmisible y capcioso de muchas etimologías por él apor­tadas, su obra es esencial en la historia de las tareas filológicas, y, con las taras apunta­das, es el más antiguo diccionario etimológico de la lengua española, a la que el autor aún vacila en llamar castellana o española.

Hoy es imprescindible su consulta, no sólo por el caudal extraordinario de voces, frases, di­chos populares y refranes que contiene, sino también por las referencias constantes a cosas y hechos de su tiempo. La bibliografía que maneja es numerosa y completa, y va indicada puntualmente. El Tesoro se publicó en Madrid en 1611; fue reeditado, en dos partes, en aquel mismo siglo (1674), y repro­ducido microfotográficamente por la Hispanic Society (Nueva York, 1927), reducidas sus páginas en tal forma que resulta penosísima su lectura. En 1943 se publicó en Barcelona una edición moderna, debida a Martín de Riquer, provista de un índice alfabético que hace muy fácil su manejo. En ella se repro­duce la de 1611 y las adiciones contenidas en la de 1674.

M. García Blanco